Taller de periodismo ambiental en el II Congreso Nacional de Agentes Forestales y Medioambientales

taller-ii-congreso-agentes-forestales-toledo-2013-foto-2Vamos a ponernos en situación. II Congreso Nacional de Agentes Forestales y Medio Ambientales de España. Todo un Campus de Toledo tomado por cientos de hombres y mujeres uniformados de verde que recalcaban ser la policía ambiental del siglo XXI. Sabemos de antemano que su visión de los periodistas no es positiva, por decirlo de forma educada. El caso es que habían invitado amablemente a la APIA a dar unas charlas sobre el periodismo ambiental. Y allí que llegamos la presidenta, Clara Navío, Carlos Vallecillo, Javi nuestro webmaster, y un servidor. Preparamos los bártulos. Clara dispuesta a dar un genial repaso sobre la Asociación y el periodismo ambiental. Carlos con su cámara para sacar las mejores imágenes. Javi para hacer un seguimiento en las redes sociales. Y éste que escribe para tratar de explicar qué nos ocurre en esta profesión y ofrecer ideas de mejora.

taller-ii-congreso-agentes-forestales-toledo-2013-foto-3Entonces, antes de darnos paso, uno de los responsables del congreso (sí, también uniformado) se sincera con nosotros. Está muy disgustado con los periodistas y se le nota algo tenso. Algunas de las noticias publicadas sobre su gremio les han hecho mucho daño, asegura. Poco y mal, podría ser su titular. Después, se disculpa porque tiene que irse para seguir con sus compañeros del Congreso, y nos agradece que hayamos venido. Tenemos “vía verde”. Tras dar nuestras charlas, los forestales y periodistas allí reunidos comenzamos una especie de terapia de grupo. Hablamos de nuestras carencias, nuestros defectos, abiertamente. Damos ideas de cómo mejorar. También se lanzan críticas, constructivas en principio. Muchas ideas sobre la mesa, y posibles vías de acercamiento, y de mejorar la información, y la comunicación entre fuentes y periodistas.

taller-ii-congreso-agentes-forestales-toledo-2013-foto-4En resumen, una buena experiencia que deja en evidencia que la comunicación no brota por generación espontánea. Hay que cultivarla, cuidarla, mimarla. Hay que valorar el trabajo que hacen las fuentes, y el que hacen los periodistas, y tender puentes entre ambos para mejorar. Hoy en día, cualquier gremio, grupo, colectivo, sector, lobby, o como quiera llamarse, necesita de una buena labor comunicativa e informativa para llegar a la sociedad. Y entender, como decía nuestra presidenta, que los periodistas ambientales hacemos información, no militancia ecologista.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: