La contaminación ambiental nos acorta la vida 9 meses en España

• Las enfermedades respiratorias son la tercera causa de muerte en España
• Según la OMS la contaminación provoca más de 7 millones de muertes anuales
• En España, el 35% de la población respira aire contaminado


La contaminación nos está matando. “La contaminación ambiental nos acorta la vida 9 meses en España” Con estas palabras, María García de la Fuente, Secretaria General de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA) inauguraba la jornada sobre contaminación ambiental y salud organizada por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) en colaboración con la Asociación de Informadores de Salud (ANIS) y con la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

Las enfermedades respiratorias son la tercera causa de muerte en España, tras las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, tal y como ha explicado Emilio de Benito, presidente de ANIS, moderador de la jornada, que en la parte dedicada a “La contaminación ambiental en cifras” ha explicado que los hábitos y el entorno son los factores que más afectan a nuestra salud. Uno de ellos es el aire que respiramos y el otro, “que estamos abandonando la dieta mediterránea”.

La contaminación es la cuarta causa de muerte en el mundo por detrás del tabaco. “7 millones de personas mueren cada año en el mundo debido a la contaminación del aire” según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En España, “el 35% de la población respira aire contaminado y se producen en torno a 10.000 muertes al año relacionadas con todos los contaminantes atmosféricos”. Además, en los países desarrollados se gasta el 0.4% del PIB en atender a las víctimas de contaminación ambiental.

La contaminación ambiental es un problema sanitario
La contaminación ambiental es un problema sanitario, como ha quedado de manifiesto en esta jornada científica para profesionales de la información. Se estima que la contaminación del aire fue causa de 4,2 millones de muertes prematuras en todo el mundo cada año. Para el Dr.
Carlos A. Jiménez Ruiz, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), “la colaboración entre todos es fundamental para tener éxito en el control de la enfermedad” respiratoria.

«Hasta ahora no habido mucho interés en las políticas sanitarias», reconoce la Dra. Isabel Urrutia Landa, coordinadora del Área de Enfermedades Respiratorias Ocupacionales y Medioambientales de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), a pesar de que «el personal sanitario puede informarnos». En este sentido, “la educación en salud es fundamental: no se puede dar un inhalador sin más y ya”. También “los medios de comunicación pueden informar con rigor”, en su opinión.

Urrutia Landa asegura que “el calendario de alergias ha cambiado por el cambio climático”. La contaminación ambiental aumenta además la prevalencia de asma y también puede ser causa del aumento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). “El paciente de EPOC aumenta sus síntomas en un ambiente contaminado”, explica la doctora.

También “el ruido, que genera cardiopatías, tiene un impacto en la salud del mismo orden que la contaminación y sin embargo lo despreciamos”, según Julio Díaz Jiménez, del departamento de Epidemiologia y Bioestadística de la Escuela Nacional de Sanidad en el Instituto de Salud Carlos III de Madrid, que ha explicado que el ruido produce más ingresos hospitalarios por causas respiratorias y cardiovasculares. “El problema del ruido es un problema de energía, de intensidad por tiempo”, ha dicho.

Las mujeres embarazadas son un grupo de riesgo. Los partos prematuros están relacionados con la contaminación. El investigador ha repasado la incidencia en ansiedad, diabetes o cáncer de mama, que está relacionado con los óxidos de nitrógeno (NO2), los contaminantes ambientales que más muertes provocan en España. “Riesgo cero no hay”, es su conclusión.

ANIS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: