De secarrales y aves

El pasado 21 de mayo, en vísperas de la celebración del Día Europeo de la Red Natura 2000, impulsada por SEO/BirdLife y EFEVerde, el primer día instaurado en el calendario comunitario a propuesta de la sociedad civil para poner en valor la mayor red coordinada de espacios protegidos del mundo y en el 30 aniversario de la Red Natura 2000, confirmada como una de las figuras más garantes para la conservación de la biodiversidad, nos fuimos a celebrarlo. ¿Cómo? Disfrutando con la observación de Aguilucho lagunero, Aguilucho cenizo, Elanio, Avutarda, Abubilla, Águila culebrera... y ¿dónde?, en el Viso de San Juan, en la comarca de La Sagra, Toledo, que pide ser declarado Red Natura 2000 y cuenta con valores naturales para serlo.

En una jornada de intenso calor, desde el Ayuntamiento de El Viso de San Juan no dudaron en reclamar la inclusión de La Sagra en esta Red porque urge proteger y conservar los paisajes de estepas. La protección de los secarrales garantizaría la biodiversidad, los usos agrarios tradicionales y evitaría la despoblación rural.

Como nos comentaron desde SEO/BirdLife es necesario designar nuevas zonas, especialmente para especies ligadas a paisajes agrarios, y asegurar una adecuada planificación y gestión de los espacios que garantice la conservación de sus valores, lo que además permitiría que la Unión Europea cierre el procedimiento de infracción por incumplimiento de la Directiva de Hábitats abierto contra España

Territorios como la comarca de la Sagra, en Toledo; la Montaña Oriental Costera de Cantabria; o la Sierra Sur de Jaén, deben considerarse para formar parte de esta red coordinada de espacios de alto valor ecológico.

Después de los años ha quedado demostrado que gracias a esta red se han conseguido preservar muchos espacios de alto valor natural de proyectos que ponían en riesgo su conservación, pero según la ONG hace falta contar con más superficie protegida, tal y como indica la Estrategia de Biodiversidad de la Unión Europea. Es el caso de los ecosistemas agroesteparios, con una protección insuficiente actualmente. Especies como la avutarda, el sisón, la hubara canaria, las gangas y otras aves ligadas a estos entornos presentan una situación alarmante de declive, con sus poblaciones distribuidas en gran medida en áreas no incluidas en espacios de la Red Natura 2000. Lo confirma el III Atlas de las Aves Reproductoras en España que pone en evidencia el “descenso generalizado en la mayoría de las especies vinculadas a los ambientes agrarios, estimado en un 27% en menos de tres décadas”.

El mal estado de conservación de las aves agroesteparias está ligado principalmente a la intensificación y al abandono del campo, así como a la industrialización del mismo. Por ello, es tan importante que la Política Agraria Común impulse y premie aquellos sistemas y prácticas que benefician la biodiversidad sin menoscabar la rentabilidad del agricultor, como el ajuste temporal de las labores agrícolas, la reducción de biocidas, el mantenimiento de barbechos y el fomento de áreas silvestres como ribazos, linderos y otras zonas improductivas. También el mantenimiento y recuperación de la ganadería extensiva es clave para algunas especies y zonas.

“La Red Natura 2000 es la mejor herramienta de conservación también para garantizar la salud alimentaria y, para ello, es necesario que cuente con más espacios agrarios. Estamos en un momento en el que el territorio pide formar parte de esta red. 30 años más tarde son las propias personas que viven en los espacios las que quieren aprovechar las oportunidades que nos brinda la biodiversidad, sabiendo que su capital natural es fuente y garantía de un futuro sano, sostenible y resiliente”, afirmó Asunción Ruíz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife.

Más de 27.000 espacios naturales de alto valor ecológico en toda Europa garantizan la supervivencia a largo plazo de las especies y hábitats europeos más valiosos y amenazados. En España, el 27% del territorio forma parte de la Red Natura 2000 con más de 1.800 espacios.

El modelo de la Red Natura 2000 promueve que la conservación de la naturaleza vaya de la mano con los beneficios para los ciudadanos y para la economía en general. Por ello, lejos de ser un obstáculo para el desarrollo socioeconómico de los lugares, esta red ofrece nuevas e innovadoras oportunidades para el desarrollo de actividades productivas tradicionales, actividades recreativas y turismo, entre muchas otras.

A pesar de la ola de calor que teníamos sobre nosotros, tuvimos tiempo para imitar el aleteo de una mariposa porque sabemos que puede cambiar el mundo.


APIA visita el Centro logístico “robotizado” de Amazon en Illescas (Toledo)-MAD7

Realmente nos sorprendió esta visita formativa ya desde el nombre, MAD7, que, como nos explicaron posteriormente, los centros se identifican con la referencia del aeropuerto más cercano, en este caso el de Madrid. En ocasiones tuvimos la sensación de estar dentro de una película de ciencia ficción que se estaba desarrollando en directo. Las novedades tecnológicas a las que tan acostumbrados nos tiene el cine, pudimos verlas en vivo y en directo el pasado 11 de mayo.

Desde el inicio nos quisieron contar que tienen la vista puesta en lograr reducir a cero sus emisiones netas de carbono antes de 2040, 10 años antes de lo fijado en el acuerdo de París. Para ello se han fijado en cinco áreas dentro de su actividad: embalaje y economía circular, energías renovables, mejora en las operaciones, ayuda a los clientes para comprar de forma más sostenible e inversión en soluciones que descarbonicen y ayuden a proteger el medio natural.

Amazon trabaja para que el 100% de sus envíos sean neutros en emisiones de carbono, teniendo en cuenta todas las emisiones, desde el centro logístico en el que se prepara el pedido, hasta que este llega a la puerta del cliente, incluyendo los materiales de embalaje y el transporte. Se trata de un compromiso que la compañía anunció en 2019 bajo el nombre de “Shipment Zero”, y espera cumplir con el 50% de este objetivo para 2030. En lo que respecta al embalaje, Amazon ha puesto en marcha distintas iniciativas para mejorar la sostenibilidad de sus envíos. En 2008 la compañía lanzó el programa “Paquete Abrefácil”, que ofrece a los clientes un embalaje fácil de abrir y 100% reciclable. Gracias a este programa, desde 2015 Amazon ha reducido el peso de los embalajes en un 36% de media por envío y ha eliminado 1 millón de toneladas de material de embalaje. Además, Amazon alienta a sus colaboradores comerciales a enviar sus productos en paquetes fáciles de abrir, 100% reciclables y listos para entregar a los clientes sin necesidad de embalaje adicional.

Desde el 1 de enero de 2022, la compañía ha dejado de utilizar bolsas de plástico de un solo uso para envíos desde su propia red de distribución en España. Esto afecta tanto a los artículos vendidos por Amazon como a los de los colaboradores comerciales que utilizan los servicios de Logística de Amazon. En su lugar, los clientes reciben sus pedidos en bolsas de papel flexibles y sobres de cartón, que son más fáciles de reciclar en el sistema doméstico de reciclaje español, y que además contienen más material reciclado y permiten reducir el volumen de los paquetes en comparación con las cajas de cartón corrugado.

Nos insistieron en el distintivo “Climate Pledge Friendly” para aquellos productos que cuentan con una o varias certificaciones de sostenibilidad, emitidas por entidades externas, reconocidas y transparentes. Entre estas certificaciones hay una propia de Amazon, “Compact by design”, que se otorga a productos con un diseño más eficiente.

 La compañía tiene el objetivo de que el 100% de su red de transporte y reparto sea eléctrica. Para ello, en 2019 encargó 100 000 vehículos eléctricos a la empresa americana Rivian. Los primeros vehículos ya están en la carretera, y se espera que en 2030 estos 100 000 vehículos de reparto ya estén en circulación. En España, la electrificación de su flota también está empezando a ser una realidad. Ya han desplegado más de 160 furgonetas eléctricas en ciudades como Madrid o Sevilla. Hasta la fecha, Amazon ha entregado ya más de 20 millones de paquetes a sus clientes en vehículos eléctricos en Norteamérica y Europa. También están construyendo la infraestructura necesaria para suministrar energía a todos estos vehículos, instalando puntos de recarga eléctrica en sus edificios. No quieren dejar pasar que también utilizan otros tipos de transporte sin emisiones, como bicicletas de carga o transporte a pie, y el año pasado entregaron más de 6 millones de paquetes en España por esta vía.

Pero la apuesta de Amazon por las energías renovables va más allá de la electrificación de su flota de reparto. Amazon es el mayor comprador corporativo de energía renovable en España, con catorce proyectos en el país (12 solares y dos eólicos) que suman una capacidad renovable combinada de más de 1,4 GW. Cuando todos ellos estén en funcionamiento, producirán la energía renovable equivalente a la que se necesitaría para abastecer a 800 000 hogares españoles al año. Pudimos comprobar, en vivo, las 13.868 placas fotovoltaicas instaladas en su cubierta a pleno rendimiento desde el 23 de abril, con una producción de 4 megavatios, algo superior al consumo del centro y siendo autosuficiente en las horas de luz.

Fondos de inversiones para restaurar y proteger bosques, humedales, pastizales y turberas en todo el mundo; el lanzamiento de una aceleradora de start-ups dedicadas a crear productos sostenibles y la creación de los Embajadores para la Sostenibilidad de Amazon, una comunidad colaborativa que se encargan de concienciar sobre la sostenibilidad como una práctica para todas las personas que trabajan en la compañía cerraron las explicaciones proporcionadas por Amazon.

Aunque sí por algo salimos impresionados fue por algunos datos. 45.000 m2 por planta, 180.000 m2 en total con las cuatro plantas. A lo largo del centro hay un total de 20 Km. de cintas transportadoras que ayudan a llevar las unidades, alguna de las 25 millones de unidades que puede tener almacenadas, hasta los camiones. Pero lo que sin duda más nos impacto, fue cómo han logrado reducir los espacios entre pasillos, como avanzados robots mueven los pods que van cargados con hasta 1.500 kilos y que circulan en orden por los avanzados sistemas de algoritmos, cargados de productos, se mueve sin tener que ser llevados por carretillas. Sorprende ver a una persona que funciona como un “inhibidor de frecuencias”, porque es la única que puede entrar en esta zona totalmente automatizada.

   

No queremos finalizar esta visita sin dar las gracias a Patricia Ares Groba e Iñaki por la visita formativa y las respuestas a todas nuestras preguntas.


Webinar 'La Edad del Vidrio'

 

Con motivo del Año Internacional del Vidrio, Ecovidrio y APIA te invitan al webinar 'La Edad del Vidrio' que tendrá lugar el miércoles 25 de mayo a las 11:00 h. y en el que podremos conocer uno de los materiales más transformadores de la humanidad: su origen, evolución, aplicaciones, los envases de vidrio, sus adaptaciones al ecodiseño y los datos de reciclaje en España.

Te puedes apuntar en: https://us06web.zoom.us/webinar/register/WN_qyb7GAYpQNOwrhyItULb8w


Visita al Real Jardín Botánico de Madrid, RJB-CSIC

En el centro de Madrid existe un jardín botánico que alberga más de 15.000 especies, donde todavía es posible disfrutar de la naturaleza y de la calma. Hablamos del Real Jardín Botánico de Madrid, RJB-CSIC. Una espacio repleto de sorpresas para quien se acerque a él, repleto de hermosos rincones que contemplan más de dos siglos de historia. Un lugar imprescindible para los estudiosos de la Botánica.

Desde APIA queríamos conocerlo más en profundidad y el pasado 27 de abril lo hicimos. Para ello contactamos con nuestro socio Pepe Plana, que conoce las especies, historias y leyendas de este jardín como el gran experto que es.

Nos dice que el 17 de octubre de 1755, Fernando VI ordenó la creación del Real Jardín Botánico de Madrid. Que en sus inicios se instaló en la Huerta de Migas Calientes, en las inmediaciones de lo que hoy se denomina Puerta de Hierro, a orillas del río Manzanares. Contaba con más de 2.000 plantas, recogidas por José Quer, botánico y cirujano, en sus numerosos viajes por la Península u obtenidas por intercambio con otros botánicos europeos.

A partir de 1774, Carlos III dio instrucciones para su traslado al actual emplazamiento del paseo del Prado, donde se inaugura en 1781. Sabatini, el que fue arquitecto del Rey, y Juan de Villanueva, responsable del edificio que posteriormente albergará el Museo del Prado, se hicieron cargo del proyecto.

Hoy tiene 8 hectáreas porque tuvo que ceder parte de su superficie para el actual Ministerio de Agricultura y la Cuesta de Moyano, nombre popular con el que se conoce a la calle de Claudio Moyano de Madrid, famosa por las casetas de venta de libros que están instaladas junto a la verja del Jardín Botánico.

Pepe Plana nos dice que a estos nombres ilustres se suman, en los inicios de este Jardín Botánico Juan Francisco Antonio Hilarión Zea Díaz, nacido en Medellín en 1766. Un científico, político, periodista y diplomático colombiano que en 1805, como director del Real Jardín Botánico de Madrid, publicó en el Semanario de agricultura y artes la noticia de la plantación de árboles con carácter festivo en Villanueva de la Sierra, inicio de la celebración del primer Día del Árbol en el mundo.

No quiere olvidarse de otro director, el naturalista Mariano de la Paz Graells que en 1848 descubrió, en San Lorenzo del Escorial, a la que para muchos es la mariposa más bella de Europa, a la que bautizó como Saturnia isabelae como dedicatoria a la reina Isabel II de España. Posteriormente la especie fue rebautizada como Graellsia isabelae en honor a su descubridor.

Una vez realizado el pasado histórico iniciamos la visita, deteniéndonos en cada uno de los árboles singulares que alberga este jardín. Pepe Plana ha decidido acotar así la visita porque sino sería inabarcable. Nos habla de “El Pantalones”, que está luchando para sobrevivir con la ayuda de los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de la grafiosis, enfermedad fúngica que se transmite a través de un escarabajo, el Scolytus scolytus. Enfermedad que ha acabado prácticamente con todos los olmos viejos de la península Ibérica. Este ejemplar tiene 225 años y hoy por hoy se resiste a morir. Recibe su nombre por la forma de pantalón invertido de sus dos ramas principales.

Nos comenta que la especie más alta del Jardín es un Olmo del Cáucaso (Zelkova carpinifolia), con más de 40 metros de altura y unos doscientos años. Nos enseña los arces japoneses (Acer palmatum) y se detiene en las Sequoyas (Sequoia sempervirens), árbol exótico de hoja perenne, de crecimiento rápido que puede llegar a vivir más de 1.000 años y alcanzar los 100 m de altura.

Conocemos la Parrotia pérsica, que puede vivir hasta 200 años y alcanzar los 14 metros de altura, la misma que tiene el ejemplar del Jardín Botánico, si bien su edad actual es casi la mitad, unos 100 años. El Haya Púrpura (Fagus sylvatica var. Purpurea) y el Gingo (Ginkgo biloba). Este último es original de China, considerado el fósil viviente más antiguo del mundo, ya que habita la tierra desde hace más de 250 millones de años, por esta razón en la cultura china se denomina “alimento de dinosaurios”. Árbol medicinal en su lugar de origen y como curiosidad, como dice su cartel identificativo “el primer árbol que brotó después de la explosión atómica de Hiroshima”.

En cuanto a las palmeras (Phoenix canariensis) nos habló de lo amenazada que están por un gran escarabajo llegado de Asia que está acabando con estas especies por miles en toda España. Se trata del picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus), que es a la palmera lo que el Scolytus scolytus a los olmos.

A todos nos sorprendido Pepe Plana cuando nos dijo que es posible saber la edad de un árbol sin talarlo. Para ello nos pidió que nos abrazásemos a un plátano de sombra (Platanus orientalis) extendiendo los brazos. Con ello se consigue medir el perímetro del tronco a una altura de unos 140 centímetros respecto al suelo. El diámetro se obtiene dividiendo la circunferencia entre Pi (3,14). A continuación se multiplica el diámetro obtenido por el factor de crecimiento de la especie de árbol (suele ser entre 1 y 5). Y lo has conseguido. Este ejemplar tenía 232 años aproximadamente. La verdad que Pepe Plana lo cuenta de tal forma que nos ha parecido incluso fácil.

Recordando los efectos de “Filomena”, comentó que en 1890 un ciclón arrasó 500 árboles pero como filomena, no pudo con este espacio. Los ejemplares centenarios que hemos contemplado han sobrevivido a ciclones, enfermedades, guerras, abandonos y otros desastres y están incluidos en el “Catálogo de Árboles Singulares de la Comunidad de Madrid”.

Nos despedimos de esta intensa visita recibiendo información sobre las peonías, (Paeonía sp.) . Son un verdadero espectáculo, de una belleza efímera que siempre han tenido muy mala fama porque sus semillas son tóxicas. Nos insiste Pepe Plana que en este Jardín hay 3 fuentes y 32 fontines, que no son fuentes. Y nos presenta el último ejemplar que se ha plantado en este centenario Jardín Botánico, la Rosa Afrodita, donada por el rosalista Carlos Rivero. ‘Afrodita’ es hija de una rosa arbustiva llamada ‘Barbara Streisand’ de color rosa pálido en el núcleo y casi fucsia en los bordes del pétalo con un agradable aroma a limón, y una rosa intensamente amarilla, híbrido de té, ‘Solidor’ obra del notable productor mundial Meilland, que aporta la grandeza de las rosas únicas de estos híbridos.

La lluvia nos concedió una tregua, a pesar de la duración de la visita, y se nos hizo muy corta, por eso agradecemos a nuestro socio Pepe Plana la dedicación que ha tenido con nosotros y nos aplazamos, sin duda, para una próxima cita.

Fotos Javier Martín.


Vuelve el Seminario Internacional de Periodismo y Medio Ambiente. 15 y 16 de septiembre 2022, Córdoba

Organizado por Enresa y APIA, regresa un seminario que comenzó hace más de 20 años con el objetivo, en ese momento, de satisfacer las necesidades formativas de una incipiente especialización del Periodismo, la ambiental, en un contexto como es la gestión de residuos radiactivos que en aquella época necesitaba desarrollar una importante labor divulgativa. Actualmente, la necesidad de especialización y de contribuir a una mejor información sigue siendo un objetivo para las entidades que lo organizan.

Con los años el seminario, ha ido creciendo tanto en programa como en participantes y se ha convertido, además, en una gran oportunidad de llevar a público sensibilizado con el Medio Ambiente procedentes de todas las provincias españolas a visitar el Almacén Centralizado de El Cabril.

Este año vuelve, en su XVIII edición, con un atractivo programa que cumplirá con las expectativas de los asistentes al mismo.

La conferencia inaugural, el día 15 de septiembre, correrá a cargo del periodista y escritor, Juan José Millás y el paleoantropólogo Juan Luis Arsuaga. Además se analizará un caso práctico de comunicación ambiental y se celebrará una mesa redonda, así como talleres prácticos.

El segundo día del evento, el día 16 de septiembre, transcurrirá en el centro de almacenamiento de El Cabril, en Hornachuelos. Los asistentes podrán visitar la instalación, realizar un taller sobre el uso de drones para la comunicación ambiental y disfrutar de una comida campestre en el entorno natural del centro.

El encuentro, que será gratuito hasta completar el aforo, está dirigido a profesionales y estudiantes de Comunicación y Ciencias Ambientales de toda España, además de otros perfiles interesados en la divulgación científica y ambiental.

:arrow: Más información: https://www.enresa.es/esp/inicio/conozca-enresa/sipma

:idea: Inscripciones Aquí



Visitamos la exposición de Ragnar Kjartansson, “Paisajes emocionales”

El lunes 28 de marzo tuvimos una visita guiada a la exposición "Paisajes emocionales" del artista islandés Ragnar Kjartansson (Reikiavik, 1976), organizada por el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza y Thyssen-Bornemisza Art Contemporary con la colaboración de la Fundación Ecolec.

Melancolía, tristeza, congoja, tranquilidad, paz y júbilo son algunas de las emociones que han provocado la visita a esta exposición. Lo que sin duda se recoge es la pasión que siente Kjartansson por América del Norte, sus paisajes y su música, que conforman las cuatro instalaciones audiovisuales de esta exposición y dialogan con la muestra de Arte americano que pueden contemplarse en el Thyssen

Una muestra que reúne por primera vez, y hasta el próximo 26 de junio, cuatro de sus videoinstalaciones más reconocidas internacionalmente, The Visitors (2012), The Man (2010), The End (2009) y God (2007), además de una serie de acuarelas, donde se plasma la fascinación de Kjartansson por América del Norte, con obras ambientadas en una granja junto al río Hudson o en las Montañas Rocosas, acompañadas de blues o de jazz, y aprovecha la nueva instalación del museo dedicada al Arte americano en la colección Thyssen para establecer diálogos con pinturas de los siglos XIX y XX.

Esta exposición marca el inicio de las celebraciones del 20 aniversario de TBA21, Thyssen-Bornemisza Art Contemporary. Una importante fundación internacional de arte y concienciación creada en 2002 por la filántropa y coleccionista Francesca Thyssen-Bornemisza, que representa la cuarta generación del compromiso de la familia Thyssen con las artes y el servicio público. La Fundación TBA21, con sede en Madrid y Viena, promueve la colección TBA21 y sus actividades de divulgación, que incluyen exposiciones, programación pública y colaboraciones con otras instituciones culturales y cívicas.

Paisajes emocionales parte de los 15 años de relación de TBA21 con el artista, durante los cuales la fundación ha apoyado su obra a través de diferentes encargos, tanto nuevas producciones como exposiciones. Con el título de la famosa letra de la cantante Björk, Emotional Landscapes, incluye cuatro videoinstalaciones de la colección TBA21 que se muestran juntas por primera vez.

Ragnar Kjartansson utiliza todos los soportes y formas del arte en su práctica performativa. La historia del cine, la música, el teatro, la cultura visual y la literatura encuentran su camino en sus videoinstalaciones, performances, dibujos y pinturas. La simulación y la puesta en escena se convierten en herramientas clave en su intento de transmitir una emoción sincera y ofrecer a la audiencia una experiencia genuina.

La exposición engloba la práctica de Kjartansson de performance, donde la música, la puesta en escena y las emociones que estas invocan transportan al espectador a otros lugares en los que reflexionar sobre la condición humana:

  • The Visitors (2012) es posiblemente la obra más célebre de Kjartansson. Creada por un grupo ecléctico de músicos, amigos del artista, es una instalación de vídeo de nueve canales, de una hora de duración, ambientada en Rokeby Farm (Barrytown, Nueva York), junto al río Hudson.
  • The End (2009) utiliza las Montañas Rocosas canadienses como escenario, un lugar que le sirve a Kjartansson para cuestionar la idea romántica del artista y su conexión con el paisaje. The End se instala con From the Valley of World-Weariness in British Columbia (2011), una serie de acuarelas pintadas en el mismo paraje, después de un incendio, lo que transmite una sensación dramática y de nostalgia desesperanzada.
  • The Man (2010) recoge una interpretación completa del repertorio del célebre músico de blues de Mississippi Pinetop Perkins, de 97 años, una de las pocas piezas en las que el propio Kjartansson no aparece. El piano de Perkins está en medio de una vasta pradera casi vacía, excepto por un viejo granero y algunos árboles al fondo.
  • God (2007) utiliza la cultura pop estadounidense de mediados del siglo XX en una videoinstalación envuelta en satén rosa. En el vídeo de treinta minutos, el artista se presenta con la pose de un crooner al frente de una banda de jazz de once músicos, dirigida por su colaborador Davíð Þór Jónsson. God se instala con las obras estadounidenses modernas de las colecciones Thyssen.

Paisajes emocionales es la séptima exposición en una colaboración de cinco años entre TBA21 y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, después de las más recientes After Nature de Claudia Comte y Cotton Under My Feet de Walid Raad. Damos las gracias a los responsables de comunicación José María Goicoechea del Museo Thyssen; Carlos Urroz, TBA21 y Rafael Serrano, Fundación Ecolec por ayudarnos a llevar a cabo esta visita.


Tintín4Climate: tercera newsletter

Bienvenidos a la tercera Newsletter de Tintín, donde nos gustaría compartir las últimas novedades sobre el proyecto.

Tintin (Project card) es un proyecto cofinanciado por el Programa Erasmus+ que se implementa entre el 1/10/2020 y el 31/12/22 en España, Letonia, Estonia y los Países Bajos. Los socios del proyecto han creado un curso online, de acceso abierto, de periodismo ambiental dirigido a estudiantes de secundaria.

En estas últimas semanas hemos empezado una etapa emocionante en la que más de 300 alumnos de 6 escuelas europeos han comenzado a trabajar con el currículo y los materiales del curso online. Nos llegan muy buenas sensaciones y los alumnos están encantados y muy activos.

Además de las reuniones mensuales por videoconferencia, hemos celebrado dos encuentros presenciales. Del 8 al 10 de noviembre de 2021, organizamos una formación de profesores en Valencia para explicarles los contenidos del curso, los videos y otros materiales y enseñarles el eportfolio de MyDocumenta, que se usará para evaluar el trabajo de los alumnos.

En el mes de febrero de 2022, los días 14 y 15, tuvimos la tercera reunión de socios del proyecto en Riga (Letonia), organizado por el Departamento de Educación e Información de Riga y la Escuela Riga 45.

Pudimos conocer de primera mano cómo los colegios están impartiendo el proyecto piloto y también escuchar a varios grupos de alumnos que nos presentaron sus trabajos sobre fake news y cambio climático.

 

 

Los periodistas

El curso consiste en un plan de estudios (coordinado por la Universidad de Tallin), el material de e-learning (coordinado por la Asociación de Periodistas de Información Ambiental, APIA) y la plataforma desarrollada por MyDocumenta.

El material didáctico fue elaborado por un grupo de prestigiosos periodistas y profesores españoles, expertos en la materia, que basaron su material en el plan de estudios y los resultados de los cuestionarios sobre conocimientos y conceptos erróneos sobre el cambio climático. Os contamos quienes son:

 

Sandra Sutherland

Periodista, presentadora y docente. Trabaja en RTVE desde 1981. Ha presentado distintas ediciones del informativo nacional “Telediario”. Redactora y reportera de los Servicios Informativos de TVE en las áreas de Medio Ambiente, Ciencia, Tecnología, Economía y el Informativo de Madrid. Docente desde 1994 hasta 2012 en el IORTVE; también, en el Máster en Periodismo Científico, Tecnológico y Medioambiental en la Universidad Carlos III, entre otros. Desde 2012 a 2020 dirige y presenta el programa de información agraria y desarrollo rural “Agrosfera”. Actualmente es informadora en el Telediario Fin de Semana.

 

 

 

 

Gemma Teso

Doctora en Sociología: Comunicación, Cambio Social y Desarrollo. Máster en Comunicación Audiovisual (grado de 1º y 2º ciclo) y experta en documentales y reportajes. Actualmente trabaja como profesora de Teoría de la Comunicación y Metodología de Investigación en Comunicación Social en la Universidad Complutense de Madrid. Es coordinadora del Observatorio de Comunicación de Cambio Climático de la Universidad Complutense y la Fundación ECODES

 

 

 

Silvia García

Licenciada en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Especializada en información medioambiental desde el año 1989, año en el que comenzó a emitir reportajes en los Telediarios de TVE. En 1998 pasó a ser Responsable de la Información Medioambiental en los Informativos de Antena 3 Noticias hasta ahora. Lleva 23 años asumiendo este tipo de Información. Premio Nacional De Periodismo Medioambiental en el año 2003.

 

 

 

Manuel Fernández

Biólogo y periodista ambiental. Desde 2015 es editor de naturaleza en Movistar+. También es Coordinador ambiental de la reserva integral del Parque Regional del Sureste “El Porcal“. En Canal+ fue editor de naturaleza (1999-2014). Previamente trabajó en TVE en dos series de naturaleza: Fauna Callejera y la España Salvaje. En Telemadrid con la serie: “De campo y sin merienda”. En WWF/España, trabajó como técnico de educación ambiental.

 

 

 

María García de la Fuente

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Licenciada en Historia por la UNED. Ejerce el periodismo ambiental desde hace 20 años, cuando empezó en la agencia de noticias Europa Press. Después de 8 años, pasó al formar parte del equipo fundacional del diario Público, en la sección de Ciencias. Ha trabajado en el Gabinete de prensa del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, y actualmente es la presidenta de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

 

 

 

 

Coral García

Periodista y comunicadora apasionada por la naturaleza. Cuenta con 25 años de trayectoria profesional en divulgación de temas ambientales. Es responsable del área de atención a medios de comunicación y de eventos de la organización internacional WWF.

 

 

 

 

Para hacer estos vídeos nos pusimos en manos de PIOVRA, un ecosistema de contenidos audiovisuales formado por especialistas de primera talla en vídeo, audio, diseño, fotografía, animación y contenidos. Se grabaron y editaron los videos y, entre todos los socios del proyecto, se subtitularon en inglés, letón, y estonio.

 

El curso fue lanzado durante los #ErasmusDays2022 y presentado en el XIV Congreso de Periodismo Ambiental, organizado por APIA (Madrid, 22-23 de noviembre de 2021) a más de 200 asistentes. Podéis ver el vídeo en este enlace: 2/4 XIV Congreso Nacional de Periodismo Ambiental.

Próximos pasos

Durante los próximos cuatro meses, los seis colegios implicados en el proyecto seguirán impartiendo el curso y llevarán a cabo las prácticas con los alumnos: Colegio Marni (Valencia), Amsterdam International Community School (Países Bajos), Riga 45 and Riga 86 School (Letonia), Kolga School and Tallin Ballet School (Estonia).

Esperamos que se entusiasmen tanto como nosotros al prepararlo y que lo disfruten. Os iremos informando en nuestra web y las redes sociales. En la próxima newsletter os presentaremos los resultados del piloto.

Y cualquier persona interesada en implementar nuestro curso, ¡no dude en contactarnos!

 

Síguenos en:

 

Paternariado


El invisible patrimonio del agua

En el Día Mundial del Agua, que este año lleva por lema: Aguas subterráneas, hacer visible lo invisible, certificamos cómo el crecimiento de la ciudad de Madrid ha estado inexorablemente unido al suministro de agua. Lo comprobamos el pasado 17 de marzo en una visita formativa que tuvimos a dos de los depósitos que el Canal de Isabel II tiene en la ciudad, concretamente el 4, en Plaza de Castilla y el 2, en la calle de Santa Engracia.

Foto Javier Martín

Acompañados por un día lluvioso, conocimos como en 1858, las obras de ingeniería hidráulica, permitieron la llegada del agua del río Lozoya a la Capital. Madrid rondaba los 250.000 habitantes que debían ser abastecidos. Entre los años 1860 y 1900, tras la llegada del agua a la capital, se pusieron en marcha los principales proyectos de la red de abastecimiento urbano. Debido al incremento de la demanda de agua se proyectaron canales, centrales hidroeléctricas, centrales elevadoras y nuevos depósitos, así como la construcción de arterias de distribución dentro del casco urbano. Concretamente en 1881 entró en servicio el Segundo Depósito, que forma parte de nuestra visita.

Foto: Javier Martín

Como nos cuentan desde el Canal de Isabel II, durante todo el siglo XX entraron en servicio importantes instalaciones imprescindibles para llevar a cabo el suministro de agua y conseguir que el agua corriente llegase a todas las viviendas. Fue en la segunda mitad del pasado siglo cuando entró en servicio el canal del Jarama y, en 1965, se aprobaron los planes que dieron lugar al actual sistema de abastecimiento de la región. Durante los siguientes años, la constante inversión en nuevas infraestructuras y el mantenimiento de las existentes han permitido pasar de los 233 km de red de distribución de principios del siglo XX, para abastecer de agua a 600.000 habitantes, a contar, en las primeras décadas del XXI, con más de 17.700 km de red de distribución y grandes conducciones, más de 320 depósitos y más de 160 estaciones elevadoras, que dan servicio permanente a más de seis millones de personas en la región.

Sin duda el patrimonio histórico que tiene el Canal de Isabel II merece una visita. Es algo más que agua y piedra. Reúne un conjunto de construcciones hidráulicas que nos deja boquiabiertos. Todo ello en la ciudad, casi siempre debajo de nuestros pies, y funciona a la perfección, para que cuando abramos el grifo dispongamos de agua.

El depósito que se levanta entre la calle de Santa Engracia, está delimitado por las calles Ríos Rosas, Bravo Murillo y José Abascal. Entró en servicio en dos fases: el compartimento norte, en 1876, y el compartimento sur, en 1879. Como era el depósito con más capacidad de los dos que existían entonces, se le llamó Depósito Mayor, aunque hoy en día se le conozca mejor por estar rodeado de los edificios que albergan la sede central de la empresa y como el Segundo Depósito. Mide 208,3 m de largo por 138,8 m de ancho, unas 2,75 ha, dos vasos que funcionan alternativamente, con una altura de agua de 6,84 m, una capacidad de almacenamiento total de 188.412 m3 y un millar de pilares de granito con arcos de medio punto y bóvedas de cañón que desbordaron nuestras expectativas.

Depósitos elevados del Canal de Isabel II que se han convertido en referencia turística de la ciudad de Madrid

En esta visita aprendimos también que el crecimiento de la ciudad hizo necesaria la creación de un núcleo de infraestructuras que dieran apoyo al nuevo flujo de aguas traído por el canal Alto. Esta ampliación se localizaría en el entorno de Plaza Castilla, y hoy recibe el nombre del Cuarto Depósito. Más de 140.000 m3 en cuatro vasos, para dar agua a unas 300 mil personas.

Sin duda, después de lo que hemos visto en esta visita formativa, cada vez que abramos el grifo del agua, reflexionaremos y seremos conscientes de cómo llega el preciado liquido hasta nuestros hogares. Queremos agradecer a Diego Limones, Ángel Fernández del Pozo y Paula Matellanes, del Canal de Isabel II, el empeño que pusieron para responder a todas nuestras preguntas, que fueron muchas, para que entendiésemos cómo es la distribución del agua en la ciudad.


Visita Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC

La realidad supera a la ficción y esto lo pudimos comprobar el pasado 23 de febrero, cuando los socios de APIA realizamos una visita guiada al Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), de Madrid.

Foto: Pepe Plana

El MNCN-CSIC ha cumplido 250 años, lo que lo convierte en uno de los primeros museos de ciencia del mundo. El centro pertenece al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, por lo que además de un espacio para visitas es un gran centro de investigación en el que se expone una de las colecciones de naturaleza más valiosas de Europa.

Todos quedamos asombrados por la parte expositiva de este espacio, pero también pudimos comprobar, sobre el terreno, la parte oculta del centro, el espacio donde trabaja el personal de investigación y alguna de las colecciones que no están expuestas al público.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dentro de la colección científica de mamíferos, pudimos ver una muy pequeña parte, no en vano el Museo alberga unos 27.000 ejemplares, que se conservan como pieles (naturalizadas o de estudio), esqueletos (desarticulados y montados) e individuos  enteros sumergidos en etanol al 70%. La colección de ejemplares naturalizados de mamíferos constituye la más importante y numerosa del territorio español. Su excelente realización se debe en su gran mayoría a los hermanos Benedito, taxidermistas que trabajaron en el Museo a principios del Siglo XX. Ejemplos a destacar son los dioramas y los grandes mamíferos africanos: El elefante (Loxodonta africana), la jirafa (Giraffa camelopardalis), el rinoceronte (Diceros bicornis) cada uno acompañado por apasionantes historias hasta que llegaron al museo.

En la zona técnica del museo visitamos parte de la colección de entomología. La más importante del país, tanto por su volumen como desde un punto de vista científico o histórico. De la colección de coleópteros (Coleoptera), conocidos como escarabajos, con unas 375 000 especies descritas, más especies que cualquier otro orden en todo el reino animal; comprobamos la espectacularidad en sus colores que pueden alcanzar estos escarabajos. Nos detuvimos, observando con verdadera admiración, un ortóptero en particular, una de las más de 24.000 especies, de saltamontes, la mayoría tropicales, que alberga nuestro planeta. Esta especie en concreto nos sorprendió porque imita una hoja en otoño, lo que le hace indetectable para sus enemigos. También observamos, unos coleópteros que si pudiesen alcanzar el tamaño humano serían auténticos acorazados, dotados con unos ojos fosforescentes para asustar a sus depredadores. Y esto es sólo una parte porque además del material de las colecciones está pendiente de incorporación alrededor de dos millones más de ejemplares de diferentes órdenes.

Un agradecimiento especial tenemos para Rafael Zardoya, director del Museo; Xiomara Cantera Arranz, responsable del departamento de comunicación del Museo y todo el equipo de profesionales que nos acompañaron y atendieron nuestras numerosas dudas y preguntas.


Decálogo para ‘Comunicar la Pesca y Acuicultura Sostenibles’

Este decálogo es fruto de los Talleres de Comunicación de la Pesca y Acuicultura sostenibles, que APIA organizó en Sevilla, Valencia y Madrid el año pasado, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y el FEMP.

  1. Los periodistas ambientales han de incidir en el rigor y en el contraste de fuentes para dar información de calidad y veraz.
  2. Los bulos en periodismo han de combatirse con los principios básicos del oficio de informar: consultar a diversidad de fuentes, contrastar la información y verificar los datos.
  3. En el marco de la emergencia climática, el periodismo ambiental puede contribuir al cambio de modelo en el consumo, al visualizar opciones más responsables.
  4. En este mismo marco, han de resaltarse las prácticas pesqueras responsables y sostenibles, así como aquellas que atentan contra estos principios, a fin de que la opinión pública, además de tomar conciencia, puede ejercer su derecho, como consumidor, a elegir.
  5. La información ambiental y sobre la pesca y acuicultura sostenibles es una materia transversal y no se debe reducir al ámbito económico.
  6. Periodistas y científicos han de trabajar juntamente con el denominador común de la verdad.
  7. La información ambiental ha de huir de lo comercial y buscar información que aporte valor a la sociedad.
  8. La comunicación sobre pesca y acuicultura debe de ser global e incluir tanto la vertiente económica como la social. La comunicación sobre pesca y acuicultura debe tener en cuenta a las empresas y a la gente que vive en los territorios. Contar historias es la mejor forma de atrapar al lector.
  9. Las nuevas tecnologías nos aportan cada vez más datos. Su correcto tratamiento e interpretación en un lenguaje comprensible para la sociedad respalda y enriquece la información.
  10. El periodismo en positivo funciona, hay que contar el papel beneficioso de la pesca responsable, sostenible y certificada en los ecosistemas.